martes, 20 de septiembre de 2016

CADA DIA QUE VIVES ES UNA OCASION ESPECIAL




Un amigo abrió el cajón de la cómoda de su esposa y sacó un pequeño paquete envuelto en papel de seda que decía:
 “Esto no es un simple paquete, es preciosa lencería”.
 Tiró el papel que lo envolvía y observó la exquisita seda y el encaje. Ella lo había comprado hace 9 años en un viaje especial que realizaron juntos. Nunca llegó a usar la lencería.
Lo estaba guardando para una “ocasión especial”.
“Bueno” –pensó– “entonces, creo que esta es la ocasión”. Se acercó a la cama y colocó la prenda junto con las demás ropas que iba a llevar a la funeraria. Su esposa acababa de morir. Y volviéndose hacia mí, me dijo: “No guardes nada para una ocasión especial: cada día que vives es una ocasión especial”.
Hoy es un día especial, disfrútalo.
 Y hoy en día sigo pensando en esas palabras:
 han cambiado mi vida.
• Ahora leo más y limpio menos.
• Ahora me siento en la terraza y admiro la vista sin fijarme en las malas hierbas del jardín.
• Paso más tiempo con mi familia y amigos y menos tiempo en el trabajo.
•Quiero experiencias para disfrutar, no para sobrevivir.
•Ya no guardo nada. Uso mis copas de cristal todos los días.
•Me pongo mi abrigo nuevo para ir al supermercado, si así lo decido y me da la gana.
•Ya no guardo mi mejor perfume para las fiestas especiales, lo uso cada vez que me apetece hacerlo.
Las frases “algún día…” y “uno de estos días”,
 están desapareciendo de mi vocabulario.
Si vale la pena verlo,
 escucharlo o hacerlo,
 quiero verlo, escucharlo o hacerlo ahora.
Cada día que vives es una ocasión especial

No estoy seguro de lo que habría hecho la esposa de mi amigo si hubiera sabido que no estaría aquí para el mañana que todos tomamos tan a la ligera. Creo que hubiera llamado a sus familiares y amigos cercanos. Quien sabe, a lo mejor, hubiera llamado a algunos antiguos amigos para disculparse y hacer las paces por posibles enojos del pasado. Me gusta pensar que hubiera ido a comer comida china, su favorita.
Son esas cosas dejadas sin hacer, las que me harían enojar si supiera que mis horas están limitadas. Enojado porque dejé de ver a buenos amigos con quienes me iba a poner en contacto “algún día”… Enojado porque no escribí ciertas cartas que pensaba escribir “uno de estos días”. Enojado y triste porque no les dije a mis hermanos y a mis hijos con suficiente frecuencia, cuánto los amo.
Ahora trato de no retardar, detener o guardar nada que pudiera aportar risa y alegría a nuestras vidas.
Y cada mañana me digo a mí mismo que este día es especial, cada hora, cada minuto… es especial, único e irrepetible.
Si recibiste esto, es porque alguien te quiere y quiso compartirlo contigo. No guardes esta reflexión para el día de mañana. Ahora mismo es un buen momento para compartirlo con tus amigos y familiares. El momento es ahora, no mañana. Ahora es mejor que "uno de estos días" para compartir la alegría y motivación de disfrutar de la vida, que ese "uno de estos días" está muy lejano o puede no llegar nunca...

miércoles, 27 de julio de 2016

HAS TUS SUEÑOS REALIDAD




Hay sueños que es bueno dejar atrás, para dar lugar a otros nuevos Hay sueños que es bueno dejar atrás, para dar lugar a otros si tienes un sueño, nunca debes dejar de perseguirlo. Pero hay ocasiones en los que es mejor dejarlos pasar: Cuando tus gustos cambian, cuando maduras, cuando tienes nuevos sueños… Leemos mucho sobre nunca rendirnos, sobre perseguir nuestros sueños, sobre la constancia, el trabajo duro, el tener paciencia, tenacidad y perseverancia. Sabemos de sobra que conseguir aquello que soñamos no suele ser fácil, que puede costarnos años de esfuerzo duro, de golpear puertas cerradas, de intentarlo una y otra vez… “Nunca te rindas” se convierte en nuestro mantra, y lo repetimos por las mañanas nada más despertarnos y por las noches antes de dormir. ¿Por qué? Porque pensamos que rendirse es de débiles, de cobardes, de perdedores. Pero a veces ocurre algo difícil de explicar: nuestro corazón (ese órgano confuso, incontrolable e impredecible) cambia. Maduraste, quizás. Evolucionaste. Aprendiste algo diferente, abriste los ojos… Y empiezas a sospechar que, posiblemente, lo que suponías que iba a hacerte feliz, no lo hará. Quizás te encontraste con alguien que cambió tu manera de pensar. Quizás tuviste una gran revelación espiritual que te llevó por otro camino de mayor felicidad y plenitud. Quizás te atreviste a despojarte de todas las expectativas que habías edificado alrededor de ti y te encontraste cara a cara con una persona diferente de la que creías que eras. No importa la razón, a veces las personas tenemos que mirarnos al espejo y desafiarnos: “¿Seré feliz si sigo por este camino? Llevo toda la vida caminando en esta dirección, persiguiendo este sueño, pero… ¿y si ya no lo quiero?” Si se trata de un sueño que no habías alcanzado, te pueden acusar de rendirte. Pueden burlarse de ti diciendo que no fuiste capaz, que te diste por vencida. ¿Pero sabes qué? Esas voces no son más requerimientos de gente a tu alrededor que te exige, que te quiere controlar, que espera ciertas cosas de ti… Pero tú solo debes hacer caso a tu corazón. ¿Ya no quieres hacer realidad ese sueño? SEGURAMENTE AHORA TENGAS UNO NUEVO. No dejes que las voces negativas te detengan. Te dirán que estás desperdiciando una oportunidad, que has invertido demasiado, que con lo bien que se te daba “eso” es una locura dejarlo… Pero si tu corazón desea algo diferente, ve a por ello. Si te agobia pensar en seguir por el camino de siempre, da la vuelta. Olvida el sueño antiguo. No importa si llevabas cinco, diez, quince o treinta años detrás del sueño antiguo. Ahora tienes un sueño nuevo. Quizás sea el momento de ser valiente y enfrentarse a la realidad: ya no eres la misma persona que hace unos años. Si has sido capaz de darte cuenta de eso, ¡ENHORABUENA!, ya tienes la mitad del camino andado. Vive tus sueños. Vive en paz. Vive en felicidad. © Autor: Rebeca Byler Si mis sueños cambian, dejaré atrás mis viejos sueños Que los viejos sueños no te esclavicen. Para ser feliz hay que permitirse volver a soñar. Así será A veces insistimos demasiado en sueños que nunca logramos alcanzar... y que cuando tenemos la oportunidad, ya no significan lo mismo para nosotras. Es el momento de crear nuevos sueños. ¡Soñaré nuevos sueños! User Rating: 4.78 ( 2 votes) Relacionado Cómo hacer tus sueños realidad En "Autoayuda" Nunca dejes de soñar En "Autoayuda" Nuestro peregrinar por la vida En "Reflexión" Compartir EtiquetasCAMBIAR DESTINO MADURAR META OBJETIVO SOÑAR SUEÑOS Acerca de Rebeca Byler © Autor: Rebeca Byler. Escritora y profesora de música, de grandes habilidades artísticas. De pocas palabras que siempre van al grano, dirigidas al corazón de quien las lee o escucha. Sus escritos , incluyendo sus novelas, suelen reflejar su visión de esperanza y fe en la que vive. Consigue sus libros. Anterior El miedo: Lo bueno y lo malo que tiene Siguiente Se necesita paciencia para encontrar a la persona correcta Artículos relacionados Tu vida es como una película, ¿eres la directora.

miércoles, 29 de junio de 2016

TODA MUJER DEBE SABER

 
 
 
-Cómo enamorarse sin dejar de ser ella misma.
-Lo que quiere con respecto a tener hijos
-Cómo: renunciar a un trabajo, terminar con un novio y confrontar a un amigo sin arruinar una amistad.
-Cuándo intentarlo todo… y cuándo alejarse.
-Cómo pasarla de maravilla en una fiesta a la que no deseaba asistir.
-Cómo pedir algo que realmente desee de manera que casi seguramente lo consiga.
-Tiene que entender que no puede modificar el ancho de sus muslos ó sus caderas, ó la forma de ser de sus padres.
-Que su niñez pudo no ser perfecta… pero ya terminó.
-Lo que podría o no podría hacer por amor… ó debería o no.
-Como vivir sola… aun si le desagrada.
-Debe saber en quién confiar y en quién no.
-A dónde ir: a sentarse con su mejor amiga o a una agradable cabaña en la playa, cuando su alma necesita alimentarse y tranquilizarse.

domingo, 22 de mayo de 2016

EL PERFIL DE LA MUJER DE DIOS


Hoy en la mañana quería planchar una mi camisa y ¡no pude! Conecte la licuadora, espere que calentara y ¡nada de nada!... ¿Qué? ¿No puedo planchar con una licuadora? ¿Por qué? ¡Ah! solo puedo licuar cosas con una licuadora…y si quiero planchar algo, debo usar una plancha. Es decir que todas las cosas fueron hechas para algo en específico… una estufa para calentar, una refrigeradora para enfriar, una plancha para calentar y una licuadora para licuar. 

 Todo fue creado para algo específico. A veces la gente usa los libros para sostener mesas pero realmente fueron creados para ¡ser leídos!.  Por eso han de ver tantos tontitos… todo fue creado con un propósito y funciona óptimamente cuando es usado para dicho propósito.

 Podemos usar un celular para martillar un clavo pero lo ideal es que usemos un martillo. ¿Sabes porqué a mucha gente parece que  no le  salen bien las cosas? Porque no están viviendo en su propósito. Cuando tu caminas, te mueves, tomas decisiones, vives, funcionas de acuerdo a tu propósito…todo funciona bien. ¿Me estoy dando a explicar?

 Pero cuando caminas, te mueves, tomas decisiones, vives, funcionas fuera de tu propósito, simplemente estamos queriendo calentar algo con una nevera o planchar con una licuadora… Todos nacimos con un propósito. Absolutamente todos.

Como Mujer tienes un Propósito de vida totalmente distinto al del Hombre.

Ahora ¿cuál es tu propósito? Aquí no valen esas frasecitas: “yo nací para sufrir” ó “yo nací para ser víctima del llanto” ó “yo no sirvo para nada…”

 NO. Tienes un Propósito.

Es vital saber tu función en la vida. Formas parte de un plan más allá de toda expectativa humana. Tu Vales mucho. Es vital que sepas para que funciones bien, porque si no sabemos para qué servimos, en qué funcionamos bien…¡¡¡ podrías pasarte la vida entera intentando planchar y eres licuadora!!! Y te deprimes porque no sabes planchar bien… ¡pero es que habías nacido para licuar!

 Dijo luego el Señor Dios: "No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada".

Génesis 2:18

Dios creó al hombre y después creó a la mujer. Hubo un tiempo entre la creación de ambos. Porque Dios creó a la mujer para ayuda idónea del hombre.

 El Primer Propósito por el cual Dios creó a la mujer NO fue simplemente para tener hijos; ¡fue ser de ayuda idónea! ¡Está esa idea de que la mujer fue creada para tener hijos! Y el verdadero Propósito de ella fue ser AYUDA IDÓNEA.

Propósitos de la Mujer

1.)    AYUDA IDÓNEA.

Eva fue la ayuda idónea de Adán. Mujer debes ser ayuda idónea. Comprende algo. Tu propósito es ser ayuda idónea. ¡Tú tal vez no lo sepas pero muchas de las cosas que suceden dentro del Ministerio, son por la grandiosa ayuda idónea que las mujeres realizan! Las  ideas creativas, detalles que ponen… la mujer resulta ser la pieza clave en muchas prédicas, la AYUDA IDÓNEA.

Mujer… si no eres Ayuda Idónea, no estas cumpliendo tu propósito en esta tierra… fuiste creada para ser ayuda idónea (para el varón y para la sociedad).

Ayuda idónea de tus hijos, de tu esposo, de tu novio, del país… tu propósito como Mujer es ser ayuda idónea. Me llama la atención este punto de idóneo, porque No se trata de que simplemente ayudes a tu familia… ¡¡¡se trata de que la AYUDES DE MANERA CORRECTA!!!

Una Mujer, no puede dar malos consejos, malas influencias…. debes aportar ideas y soluciones ideales, para ayudar a tu familia.

 Una Mujer requiere Sabiduría para ser idónea. Sabiduría para hacer tareas escolares, saber qué cuentos leer y cuales no… pero el dilema es que ahí están las mamás diciendo: “apúrate hija, ya va a empezar la novela… "Sin senos no hay paraíso” ¿Qué? ¡¡Solo el nombrecito no me deja duda de qué se tratará la novela!!

 Medita si realmente es ayudar idóneamente a tus hijos, hermanas, y amigas el que los sientes a tu lado a ver ese tipo de programas…

miércoles, 18 de mayo de 2016

NADIE ES MÁS QUE YO









No permitas que los demás te haguen sentir menos, quierte tanto para que bases tu felicidad solo en ti, cuando te quieras a ti tendrás la fuerza suficiente y confianza para sobre salir de cada desafió que se te presente.



No esperes agradar a todos, tampoco trates de ser igual a otra, porque tu eres única, no hay otra como tu, tienes todo lo necesario para ser lo que deseas, reconoce todo lo bueno que hay en ti y enfócate en todo lo positivo que tienes y de lo que puedes sacar de las situaciones.

Eres la única capaz de hacer su vida mejor, tu eres la que tiene el timón de su vida, no dejes que nadie dirija ni maneje tu vida porque así no dependerás de los demás, si los demás influyen en tu vida entonces ya no vivirás tu vida sino la vida de otros, eres tu quien puede hacer que su vida sea mejor y mas feliz.







No les temas a cometer errores por que no hay nadie perfecto, no obstante cuando cometas algún error aprende de el y corriguelo, ademas procura no cometer el mismo error, no compitas con nadie retate constantemente a ti misma, no vivas pendiente de los demás vive pendiente de ti, engriete, amate y liberate para ser feliz.

Aceptate físicamente como eres, cada facción es tuya y tu identidad, quierete como eres, cada mañana al levantarte mírate y saludate porque eres tu el principal en su vida, haz una vida en la que en todo sentido seas independiente porque solo así tomaras las decisiones mas correctas que te haguen feliz.



Tu mujer, si estas triste no bajes la mirada alza la cabeza mira para delante, eres bella. Recuerda nunca te des por vencida recuerda que no hay un problema que no se pueda solucionar, con la lucha constante que desarrollas en tu vida haz lograras grandes cosas. Estas frases te ayudaran ha fortalecer tu autoestima, te recordaran lo valiosa que eres para el mundo.

miércoles, 27 de abril de 2016

HAY QUE SEGUIR ADELANTE


 La vida no es fácil  y siempre me despierto con la misma sensación: que por más que vea el vaso medio vacío, hay que seguir adelante.


¡Hay que seguir adelante!
Es de ilusos pensar que alguna vez podremos estar totalmente libres de problemas, pues siempre tendremos algo que nos incomode, nos robe el sueño, o nos haga sentir insatisfechos con la vida. Tan pronto resolvamos un problema descubriremos otro nuevo, o lo que es peor, presenciaremos el retorno de un problema que creímos ya superado. Tanto así que es lógico que en ocasiones nos desanimemos, perdiendo la ilusión por vivir el día a día, pensando que la vida ya no podrá sorprendernos ni alegrarnos…

Esos pensamientos no son buenos, no nos hacen bien, y tenemos que deshacernos de ellos pues si vamos a vivir, cosa que ya estamos haciendo, que sea con alegría y esperanza en cada nuevo día.
Después de todo, no todo es negativo, tenemos que aprender a valorar también las cosas buenas sin darlas por sentado. Por mal que estén las cosas, saldremos hacia adelante.
Cada día es un regalo, vívelo así, pues el amor que sienten por ti es una bendición, no todo el mundo  es capaz de darlo. En lo personal me gusta creer que las personas somos seres de amor, capaces de dar y recibir alegría los unos a los otros. Me gustaría creer que el amor que entrego es recibido con el mismo valor con el que lo he regalado.
Vivamos cada día como si fuese el último, buscando dar amor y felicidad a los que nos rodean, y aprovechando la oportunidades que tenemos de ser buenos los unos con los otros.



Habremos aprendido a vivir el día en que tengamos un corazón agradecido a Dios por todo cuanto nos sucede. Incluso agradezcamos las lágrimas que derramamos, pues en ellas está la enseñanza que nos hace fuertes.
Pese a todo, seguimos adelante

Las malas experiencias nos motivaron a crecer fuertes, ayudándonos a saber decir adiós a las personas que amamos, en ocasiones incluso hemos tenido que decir un adiós para siempre a personas que ya nunca más podrán estar entre nosotros. Decir adiós nos rompió el corazón en mil pedazos, experiencia dolorosa que jamás podremos olvidar… La vida nos ha dado razones para llorar, pero somos fuertes, y seguimos adelante.
Todo lo superaremos, saldremos hacia adelante.Por otro lado, la vida también nos ha regalado cosas que siempre nos darán razones por la cuales vivir, como lo son nuestros sueños, las personas que amamos, que nos hacen ser mejores personas, y nuestros hijos... esos hermosos seres que un día se realizarán como personas y prolongación de nosotros mismos.
Necesitamos aprender a vivir la vida con todos sus matices, algunos son negros y oscuros, otros están radiantes de luz. En nuestro interior hay una paleta de colores para dar color a medida que maduramos y aprendemos a ver la vida tal como es…

viernes, 1 de abril de 2016

EL VALOR DE UNA MUJER











Cuenta la leyenda que al principio del mundo, cuando Dios decidió crear a la mujer, encontró que había agotado todos los materiales sólidos en el hombre y no tenía más de que disponer.

Ante este dilema y después de profunda meditación, hizo esto:
Tomo la redondez de la luna, las suaves curvas de las olas, la tierna adhesión de la enredadera, el trémulo movimiento de las hojas, la esbeltez de la palmera, el tinte delicado de las flores, la amorosa mirada del ciervo, la alegría del sol y las gotas del llanto de las nubes, la inconstancia del viento y la fidelidad del perro, la timidez de la tórtola y la vanidad del pavo real, la suavidad de la pluma de un cisne y la dureza del diamante, la dulzura de la paloma y la crueldad del tigre, el ardor del fuego y la frialdad de la nieve.

Mezclo tan desiguales ingredientes, formó a la mujer y se la dio al hombre.

Después de una semana, vino el hombre y le dijo: ¡¡¡Señor, la criatura que me
diste me hace desdichado, quiere toda mi atención, nunca me deja solo, charla incesantemente, llora sin motivo, parece que se divierte al hacerme sufrir y vengo a devolvértela porque no puedo vivir con ella!!!

Bien, contestó Dios y tomó a la mujer.

Pasó otra semana, volvió el hombre y le dijo: Señor, me encuentro muy solo desde que te devolví a la criatura que hiciste para mí, ella cantaba y jugaba a mi lado, me miraba con ternura y su mirada era una caricia, reía y su risa era música, era hermosa a la vista y suave al contacto. Me cuidaba y protegía cuando lo necesitaba, me daba dulzura, ternura, comprensión y amor sin condiciones, por favor Dios, devuélvemela, ¡¡¡porque no puedo vivir sin ella!!!

Ya veo, dijo Dios, ahora valoras sus cualidades, eso me alegra mucho, claro que puedes tenerla de nuevo, fue creada para ti, pero no olvides cuidarla, amarla, respetarla y protegerla, porque de no hacerlo, corres el riesgo de quedarte de nuevo sin ella…